Muy buenos días! En ocasiones nos quejamos de lo difícil de las relaciones y olvidamos, por miedo, vergüenza, ira, etc. que hay una herramienta indispensable para la convivencia, que es el diálogo.
El vocablo proviene del griego "dia" (dos) y "logos" (palabra) y establece precisamente eso: el intercambio entre dos de una de las maravillas del hombre, la palabra. Palabra que a veces se ve afectada por pasiones y actitudes que no sabemos, no podemos o no queremos controlar: enojo, envidia, mentira o soberbia, que nos llevan con mucha facilidad a no escuchar, al insulto o a la agresión y por supuesto a la pérdida de respeto hacia el otro.
Las palabras irreflexivas o dominadas por las emociones negativas, tienden a destruir el diálogo, lo que puede significar también destruir la relación, rompiendo en instantes puentes que a veces ha sido trabajoso crear. Sentimos que si con ellas dañamos al otro, lograremos tener razón e imponerle conductas que consideramos parte de nuestras posesiones, sin percatarnos que muchas veces las conductas no nos pertenecen porque son parte de nuestra actividad inconsciente. Nunca la irreflexión ha sido positiva.

Manos escuchan
Una vez más la vida nos muestra que "después de los 50", tenemos una mayor posibilidad de reflexionar, meditar y tomar conciencia del peligro de la palabra mal usada, o peor aún de la palabra utilizada para esconder actitudes! Seamos responsables de preservar las relaciones humanas y no caigamos en la trampa del uso del diálogo impensado. Qué tengan un hermoso día!

 

5

Bienvenido-Benvingut

Estimados lectores: tenemos mucho interés en invitarlos a compartir un grupo en Facebook cuyo nombre es:

"Amigándonos con la vida: para mayores de 50"

en el que buscamos compartir temas con quienes hayan llegado a esa edad y cuyo link es:

https://www.facebook.com/groups/1590794764552633/1595791497386293/?notif_t=feedback_reaction_generic&notif_id=1469718724215188

Nuestro objetivo es poner en evidencia cuan útiles y activos podemos ser luego de pasada dicha edad y como también podemos integrarnos a este "mundo cibernético", que tan eficiente es para la sociedad actual.

Nos causaría mucha satisfacción que todos quienes pertenecen a los "mayores de 50", nos visiten y se hagan miembros del grupo y además compartan ideas, pensamientos y experiencias con el resto de los integrantes. Ah. . . y también para quienes no hayan llegado a esa edad, los invitamos a unirse y compartir sus ideas y experiencias con nosotros. En definitiva:

Muy bienvenidos a todos los que quieran participar!!!

Gracias y hasta pronto!

 

Desde el Objeto MEP, nos interesa comentar que una de las películas donde se exhibe claramente la contradicción del hombre y ese paralelismo entre lo claro y lo oscuro de su alma, es la película "La Misión", donde se puede ver también muy claramente la unión entre el conocimiento, la mente y el arte.
El hombre puede destruir lo sublime mediante lo perverso, utilizando la paradoja de hacerlo, justamente, "en nombre de lo sublime" (algo así como "debemos poseer un poderoso armamento para sostener la paz").
En dicha película, una de los elementos más destacables es la música y nos pareció muy interesante compartir un extracto de ella, dirigida por el propio Ennio Morricone, quien compuso la música del film y que pueden apreciar en el siguiente video:

Muchas gracias! Hasta pronto

2

Me gusta volarSi bien debemos entenderlas en el contexto donde fueron expresadas, nos pareció interesante compartir algunas ideas de Carlos Castañeda en su libro “Las enseñanzas de Don Juan”:

Llegar a ser un “hombre de conocimiento”, implica poder vencer a cuatro poderosos enemigos:

  1. EL MIEDO: comenzar a aprender, implica entrar en terreno desconocido que muchas veces inspira miedo y bloquea al hombre en ese camino del aprendizaje, ya que siempre aprendemos algo distinto de lo que imaginamos. El primer paso para lograr el conocimiento es animarse a darlo: si sucumbe, se habrá transformado en un hombre temeroso y cobarde.
  2. LA CLARIDAD: transitando ese camino, puede ocurrir que creamos tener todo claro; si bien la claridad aleja el miedo, también nos ciega con la seguridad de imaginar que sabermos todo y así sentirnos dueños del poder. Es importante sentir dudas permanentes en ese camino de conocimiento. Si el hombre es vencido, seguramente tomará las decisiones incorrectas, apurándose cuando debía ser paciente y siendo paciente cuando debía apurarse.
  3. EL PODER: vencido el miedo y al sentirse confortable en la claridad, imaginará adueñarse del poder, creyendo que por medio de la lógica, conquistará al mundo e impondrá sus propias reglas. Ese poder se transformará en una carga compleja de llevar; entonces el hombre, devendrá en alguien cruel y caprichoso que intentará ejercerlo sin límites y de cualquier manera.
  4. LA VEJEZ: luego de vencer los tres enemigos previos, la vida lo llevará a enfrentarse con el cuarto enemigo, representado por el cansancio previsible de las últimas etapas de la vida. Poder vencer esa creencia y reconocer que podemos ser útiles y eficientes hasta el último aliento de nuestra existencia, nos permitirá seguir aprendiendo y arribar por fin al “hombre de conocimiento”.

     

    Signos mayasDesde ya que podemos o no acordar con estas ideas, pero creemos que reflexionar sobre ellas es un excelente punto de partida para reconocer que deberíamos ser siempre “sujetos aprendientes”, con valor, reflexión, sencillez y constante actividad; tomando conciencia de nuestra finitud, pero también de lo enorme de nuestros potenciales, siempre que los desarrollemos con respeto y humildad.

    Gracias y hasta pronto!

emoción-y-sentimiento.-Diferencias

Todos las sentimos, algunas las padecemos y otras las disfrutamos, pero. . . ¿qué son las emociones? Sin duda, son reacciones de nuestro organismo (físicas o psíquicas) a los estímulos que nos brinda nuestro ser (desde la realidad percibida como de la imaginación) o nuestro entorno.

Esos estímulos modifican nuestras conductas (agresividad, amor, llanto, risas) así como nuestro físico (alteraciones en la gestualidad, las funciones de nuestros órganos, el metabolismo, etc.) y terminan convirtiéndose en sentimientos. Pensemos que la palabra “emoción”, proviene del latín “emovere” (moverse desde y hacia).

Mucho se habla acerca de ellas y sin embargo vivimos en una sociedad que parece querer evitarlas poniendo el énfasis en la tecnología, los bienes materiales o actitudes que sólo buscan soluciones rápidas; y esto ¿porqué ocurre? Porque creemos que las respuestas se hallan sólo en la razón, olvidando la poderosa e inevitable influencia de las emociones.

Encontrarse frente a una crisis, provoca emociones que nos hacen interpretarla como una amenaza o como una posibilidad de cambio. Observando nuestras experiencias de vida, claramente podemos ver que al estar frente a un problema, las emociones negativas tienden a cerrar nuestras posibilidades de superarlo y las positivas - en la mayoría de los casos - nos alentarán a buscar nuevas soluciones.

Como interpretemos esto o como reaccionamos al hacerlas conscientes, nos ayudará a mejorar nuestras respuestas. Lo importante es que frente a la tríada “sentir, pensar y hacer”, sintámonos confiados y optimistas, pensemos en usar el máximo de nuestras capacidades y procedamos con la confianza de nuestro sentir positivo.

Si te interesa saber más, no dudes en transmitirnos tus inquietudes o participar en nuestras actividades referidas al tema. Hasta pronto!